El proceso de expansión empresarial de nuestra conservera ha culminado con la inauguración el pasado 28 de abril de la nueva fábrica situada en el Polígono Industrial de A Reigosa en el municipio pontevedrés de Pontecaldelas. El proyecto ha supuesto una inversión total de 9 millones de euros con una superficie construida de 10.000 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. La construcción de estas nuevas instalaciones ha supuesto todo un reto para el equipo de ingeniería y la dirección de la empresa ya que se ha intentado conseguir una fábrica puntera en energías renovables y ahorro energético dotada con la más moderna tecnología existente en el mercado para el sector conservero. Entre las novedades incluidas en su construcción destacan la caldera de biomasa y el sistema de control instantáneo de los consumos eléctricos en las diferentes zonas de producción.